Embarazo y lactancia

Cuando estás embarazada, comer alimentos saludables es más importante que nunca. Las embarazadas necesitan más nutrientes de calidad, hierro, calcio y acido fólico, que antes del embarazo. Sin embargo, "comer para dos" no quiere decir que deba comer el doble, significa que los alimentos que consume son la principal fuente de nutrientes para su bebé. Comidas sanas y equilibradas serán la mejor opción para la madre y el hijo.

La mayoría de las mujeres necesitan 300 calorías diarias más durante al menos los últimos seis meses de embarazo y 500 Calorías durante la lactancia, de lo que requerían antes de estar embarazadas. Pero no todas las calorías son buenas, tiene que ingerirlas a base de alimentos saludables y lo más naturales posible. Su bebé necesita alimentos con nutrientes de alto valor biológico. No podemos ingerir ese exceso calórico a base de azúcares, refrescos, alimentos precocinados o grasas saturadas.

Este aumento de calorías en la dieta no siempre se cumple, las madres que nos visiten teniendo ya un sobrepeso las ayudamos para que no cojan mas kilos, sin que afecte a las necesidades del niño.

También ayudamos a bajar de peso después del parto sin que afecte a la lactancia.